En los últimos tiempos se ha hablado mucho de los beneficios de la arquitectura bioclimática o ecológica, que es un tipo de arquitectura que se integra con el medio ambiente y preserva el entorno en el que está situada, siendo uno de los modelos de arquitectura más sostenibles de la actualidad.

En un momento en el que cada vez estamos más concienciados de la necesidad de cuidar el mundo en el que vivimos, las construcciones bioclimáticas cada vez están más de moda, consiguiendo viviendas más ecológicas y sostenibles, que consiguen sacar el máximo partido a las condiciones medioambientales de su alrededor.

Aquí hay que hacer una mención especial a las casas cueva, que forman parte de la arquitectura bioclimática desde tiempo inmemoriales, ya que están integradas en la naturaleza y cuentan con una serie de características que preservan el medio ambiente.

Nuestras casas cueva son bioclimáticas y respetuosas con el medio ambiente

La prueba de ello son las casas cueva de “Cuevas El Torriblanco”, que además de estar integradas en la naturaleza, se alimentan con energía solar – eólica, lo que reduce el uso de recursos y ayuda a preservar nuestro planeta, siendo alojamientos totalmente sostenibles y ecológicos.

Se trata de casas que han sido creadas en cuevas naturales, ofreciendo la ventaja de disfrutar de un agradable clima en el interior tanto en invierno como en verano, lo que permite no utilizar sistemas de calefacción o aire acondicionado, que son altamente perjudiciales para el medio ambiente, disfrutando además de un importante ahorro energético.

Nuestras casas – cueva ofrecen un excelente aislamiento térmico y acústico natural, algo que no es habitual en las casas convencionales, lo que hace que haya que buscar soluciones para disfrutar del confort en el interior.

Principales ventajas de una casa cueva

Como hemos comentado, la principal ventaja de una casa cueva es que respeta y cuida el medio ambiente, gracias a las excelentes condiciones climáticas que mantienen en el interior, consiguiendo un importante ahorro energético e impidiendo el exceso de dióxido de carbono desde el exterior.

A esto hay que sumarle que las casas cueva están mejor protegidas ante las inclemencias meteorológicas, ya que al estar introducidas en el entorno pasan mucho más desapercibidas, ofreciendo una mayor seguridad.

Del mismo modo, también estarán mucho más protegidas frente a incendios, ya que no han utilizado materiales inflamables en su construcción, evitando la propagación del fuego.

Pero dentro de los beneficios de las casas cueva destacamos el gran aislamiento térmico y acústico que poseen, manteniendo una temperatura muy agradable durante todo el año, y reduciendo la entrada de ruidos exteriores, muy característicos de las viviendas convencionales, que afectan directamente a nuestro descanso y tranquilidad.

En definitiva, las casas cueva además de ser respetuosas con el medio ambiente mejoran enormemente el confort en el interior, favoreciendo nuestro descanso y también nuestra comodidad.

¡Reservar Ahora!