Aunque en sus orígenes fueran el resultado del ingenio y del instinto de supervivencia del ser humano, en la actualidad, las casas cueva de Guadix son espacios confortables, tradicionales y con una excelente temperatura, muy aptos para vivir. Como si de una casa al uso se tratara, las casas cueva reúnen todo lo necesario para mantener una excelente calidad de vida.

Cómo son las casas cueva de Guadix

Las casas cueva de Guadix y su comarca han sido, desde sus inicios, una forma de ocupación natural ideada por el ser humano. El instinto de supervivencia y el peligro que les rodeaba les obligó a adentrarse en el interior de cuevas enclavadas en montañas y barrancos, aunque no fue hasta el  siglo XV cuando el ser humano comenzó a restaurarlas, adaptándolas al paisaje y al entorno, y a adecuándolas para conseguir unas mejores condiciones de habitabilidad.

En la actualidad, en el barrio de las cuevas de Guadix, más de 2000 casas cueva son habitadas por accitanos, aproximadamente un 45 % del total de su población. Una prueba más de que no es una moda pasajera, sino de que la comodidad de vivir en una vivienda segura, reformada, adaptada con nuevas técnicas ecológicas y de eficiencia energética, y como no, con el encanto que le caracteriza, es una apuesta muy provechosa para cualquiera de nosotros.

Cómo se vive en las casas cueva

Temperatura agradable y constante

Entre otras muchas ventajas, las casas cueva de Granada ofrecen una temperatura interior perfecta para cualquier época del año. Su particular construcción permite obtener unas condiciones climáticas muy aptas para vivir en ellas, con veranos frescos e inviernos templados, rondando los 20 °C. Dentro, si las comparamos con la mayoría de las viviendas más típicas, la humedad se mantiene en un perfecto 50 % y con un aireamiento ideal. En definitiva, unas condiciones envidiables de temperatura y humedad para todo el año.

Respetan el medio ambiente y ahorran energía

Las condiciones de temperatura y humedad facilitan que no tengamos que preocuparnos por instalar aires acondicionados o calefacción dentro de ellas. Ambas son razones más que suficientes para tenerlas en cuenta, sobre todo si quieres ahorrar energía y reducir el consumo de tu bolsillo.

Protegen contra terremotos, tormentas e incendios

La forma en las que están construidas las casas cueva la convierten en una vivienda ideal contra tormentas y terremotos gracias a su estabilidad y al armazón de su interior. Otra de sus ventajas es que los materiales de construcción de este tipo de casas (hormigón en la mayoría de los casos) facilita la prevención de incendios.

Muy buena iluminación

Existe la equivocada creencia de que las casas cueva tienen muy mala iluminación y de que son muy oscuras en su interior. Sin embargo, muchas de ellas a través de remodelaciones han incorporado cúpulas y tejados habilitados que admiten el paso de la luz del sol, por lo que además de iluminación, se consigue una forma peculiar de decoración de casas cueva.

 

Ahora que ya conoces cómo se vive en las casas cueva de Guadix y cuáles son las ventajas de vivir dentro de una de ellas, te animamos a que visites nuestras casas cueva El Torriblanco y descubras la sensación de vivir dentro de la tierra rodeado de todo tipo de comodidades.

"José Manuel Martı́nez Maldonado", ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar la competitividad de las Pymes y gracias al cual ha puesto en marcha un Plan de Marketing Digital Internacional con el objetivo de mejorar su posicionamiento online en mercados exteriores durante el año 2020. Para ello ha contado con el apoyo del Programa XPANDE DIGITAL de la Cámara de Comercio de Granada."

¡Reservar Ahora!